cuidados-de-la-piel-asistencia-familiar

El sol y los cuidados de la piel en las personas mayores

Ante la llegada del buen tiempo, y un mayor número de horas de sol, veamos los cuidados de la piel necesarios para las personas mayores. Porque con el paso de los años, la piel pierde elasticidad y se vuelve más seca. Y como consecuencia aparecen las llamadas líneas de expresión (o más bien arrugas), la celulitis, las dilataciones vasculares (venitas rojas pronunciadas) y ciertas alteraciones de la pigmentación del cutis, o manchas.

El contorno de ojos, cuello y labios son las zonas más propensas a que aparezcan arrugas y manchas, pero la dermatóloga Cristina León de Perea señala que la piel de las personas mayores necesita ciertos cuidados para seguir teniendo un aspecto hidratado y saludable.

Cuidados de la piel

¿Cuáles son los más recomendados por los expertos? Conócelos a continuación:

  • Limpieza.
    Lávate el rostro suavemente con un jabón especial para tu tipo de cutis, de preferencia que sea recomendado por un dermatólogo.
  • Hidratación.
    Utiliza todos los días cremas de acuerdo a tu edad y tipo de piel. Recuerda también beber ocho vasos de agua diariamente.
  • Exfoliación.
    Te ayudará a eliminar las células muertas, pero hay que tener cuidado y usar productos que sean para adultos mayores. Además, hazlo con masajes suaves.
  • Protección.
    No olvides aplicarte bloqueador solar media hora antes de exponerte al ambiente. Es muy importante que lo uses, pues tu piel ahora es más sensible.
  • Alimentación.
    Una dieta sana, variada y equilibrada ayuda a la regeneración de las células. Además, es bueno practicar algún deporte para sentirte más joven y vital.

Pero el envejecimiento de la piel será más o menos evidente en función de si se ha tomado mucho el sol a lo largo de la vida, si no se bebe suficiente agua, si se fuma o si se padece algún tipo de enfermedad, como la diabetes o una patología renal.

Todo ello facilita que la piel se seque, descame y se torne áspera al tacto, pudiendo causar picor y facilitar que al rascarse se formen heridas susceptibles de infectarse.


Para leer más sobre cuidados de la piel para la Tercera Edad puedes informarte en el blog de Sanitas o en el de Bioxan.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *