hijos-coche-asistencia-familiar-24

El 50% de los niños españoles dice que sus padres se despistan al volante

La Asociación Nacional de Seguridad Infantil ha presentado el I Estudio sobre Hábitos de Seguridad Vial de Padres e Hijos en el Coche. Un análisis efectuado por la multinacional de talleres de reparación rápida Midas, a través de su plataforma Bebé Seguro, y que ha contado con la  colaboración de la empresa de investigación de mercados Ipsos y la propia Asociación Nacional de Seguridad Infantil, que delata el comportamiento de sus padres durante la conducción y recoge algunas «perlas» sobre las que reflexionar.

El 53% de los menores, de entre 5 y 12 años, considera que sus padres se despistan al volante para atenderles cuando están conduciendo. En cambio, sólo el 2% de los adultos reconoce llevar a cabo esta práctica cuando se encuentran al volante, por lo que padres e hijos no se ponen de acuerdo a la hora de confesar sus hábitos de comportamiento en el coche.

Esta es una de las conclusiones del estudio “Hábitos de seguridad vial de padres e hijos en el coche” de Midas, realizado junto a la empresa demoscópica Ipsos y la Asociación Nacional para la Seguridad Infantil. El informe también muestra la percepción que los niños tienen de sus padres cuando conducen, además de su comportamiento al volante y otras medidas de seguridad vial tales como los sistemas de sujeción. Este estudio de Midas, cadena especialista en mantenimiento integral del vehículo, se ha llevado a cabo a través de una muestra de 1.500 personas; 750 encuestas realizadas a padres (de 25 a 54 años) y a hijos (de 5 a 12 años), cuyos progenitores son conductores habituales de coche.

Uso de sillas infantiles

En lo que se refiere a la velocidad al volante, el estudio refleja también que esta es percibida de forma diferente entre padres e hijos. Los menores de 5 a 12 años consideran, en un 11%, que los adultos conducen “deprisa” cuando viajan en el vehículo con ellos, mientras que solo el 7% de los adultos reconoce conducir por encima de la velocidad permitida cuando viaja con sus hijos.

En cuanto a los sistemas de retención en el coche, 7 de cada 10 niños encuestados de entre 5 y 12 años afirman que van ‘siempre’ sentados en su silla infantil. Este dato contrasta con el 28% de estos que aseguran no utilizar su silla especial ‘nunca’. Un porcentaje que corresponde en más de la mitad de los casos (53%) a los que tienen más de 9 años y por lo tanto, pueden medir ya más de 135 cm. No obstante, una gran mayoría de los pequeños (86%) reconoce que viaja en los asientos traseros, ya sea en la silla regulatoria para los más pequeños o utilizando los cinturones de seguridad obligatorios.

Por otro lado, el I Estudio ‘Hábitos de seguridad vial de padres e hijos en el coche” recoge la percepción que tienen los pequeños de los sistemas de seguridad y de la conciencia cívica de los mayores al volante. A este respecto, la casi totalidad de los menores (97%) asegura que sus padres utilizan el cinturón de seguridad cuando conducen. Bien distinto es cuando son preguntados por el uso del móvil al volante, ya que un 17% asegura que su padre o madre habla por teléfono cuando conduce. Sin embargo, y pese a su corta edad, son conscientes de que se trata de una práctica errónea al volante y casi 4 de cada 10 (37%) destaca que sus padres lo utilizan cuando el vehículo está parado.

Dentro del coche

El estudio recoge que el 35% de los padres asegura que atiende a sus hijos en el coche sin llegar a darse la vuelta y manteniendo su atención en la carretera. Además, y ante las peticiones de los pequeños de la familia, 6 de cada 10 padres (63%) afirman que piden a sus hijos que esperen a parar para poder atenderles debidamente.

En cuanto a las actitudes de los menores cuando entran en el coche, 8 de cada 10 niños dicen que ‘entran solos en el vehículo’ sin ser ayudados por sus padres; el 90% de los que se entran solos, corresponde a los que tienen entre 9 y 12 años.

En el momento de salir del coche, el 58% de los pequeños sale solo (el 79% de estos tiene de 9 a 12 años), mientras que el 42% lo hace ayudado por papá o mamá. Entre otras de las rutinas de las familias que están relacionadas con la seguridad vial y se realizan en el interior del coche, el momento de abrochar el cinturón de seguridad de los menores cobra especial importancia. Según el estudio de Midas, más de la mitad de los pequeños (59%) se abrochan ellos mismos el cinturón, el 23% lo hace ayudado por sus padres y el 18% considera que a veces lo abrochan ellos y a veces son ayudados por adultos. El momento de abrir la ventanilla es un hábito que realizan los niños de forma autónoma en el 47% de los casos, mientras que el 53% de los menores afirma que son sus padres los que proceden a abrir la ventana cuando lo necesitan.

Para saber más sobre este estudio pincha aquí.

Y la ‘Guía sobre Consejos de Seguridad Vial en Entornos Escolares’ la puedes descargar aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *