escuela-infantil-asistencia-familiar

Pistas para elegir escuela infantil (2 de 2)

Repasábamos la semana anterior los argumentos que nos aportan desde el blog de educación infantil Panconchocolate Allí, han extraído una serie de consejos y pautas, para poder elegir con criterio una educación de calidad para sus hijos, del decálogo y vídeo que creó la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), con el fin de orientar a las familias a la hora de escoger, con ciertas garantías, una escuela infantil de calidad para nuestros hijos.

Continuamos con el decálogo iniciado la semana pasada. No obstante, puede leerse más sobre el tema en Mamicenter y Hacerfamilia. Y éste es el vídeo de la CEAPA.

6. Espacios exteriores

La zona de juegos al aire libre ha de ser propia, no compartida con otros centros, excepto en el caso de los colegios de infantil y primaria.

En este caso, la zona ha de estar separada por una valla e incluso tener horarios distintos. Los patios han de ser lugares amplios, con zona de sombra para el verano y zona soleada para el invierno, con una zona cubierta en caso de lluvia y con elementos de juego suficientes para el número de niños y niñas que los van a usar. En el caso de los bebés, los que no caminan, el suelo no debe dejar traspasar la humedad de la tierra ni el polvo, por lo que debe estar acondicionado de forma especial. La zona de juegos debe estar dentro del centro, no en la calle ni aprovechando zonas públicas cercanas al centro.

7. Número de niños por aula y centro

En este caso, hay que saber que hay unas ratios (o proporción entre el número de niños y profesional), que son las que no se deben superar. En el caso de ser inferiores, puede ser debido a que hay niños o niñas con necesidades educativas especiales o bien a que se opta por no llegar al número máximo autorizado, por desgracia desmesurado, lo que siempre beneficiará una relación individual entre el adulto y el niño o niña pequeños. En cualquier caso, siempre que existan dudas al respecto, es conveniente consultar la legislación autonómica vigente y compararla con la realidad que existe en la escuela infantil.

8. Materiales y juguetes

Hay que comprobar si existe un número suficiente de sillas, mesas, colgadores, rincones y zonas de juego. Si hay suficiente material (cuentos, coches, muñecas, puzzles, plantas, fotografías, material cotidiano) para que cada criatura pueda jugar individualmente, si lo desea, sin esperar turno para su juguete. Si hay trabajos de los niños y niñas colgados en las paredes y a su altura, si el espacio es vivo, alegre, cálido y acogedor. Con orden, estética y limpieza. Si existen rincones o zonas específicas (rincón de los cuentos o biblioteca, rincón de plástica o modelaje, rincón de la casita o doméstico, rincón de la naturaleza o de observación, rincón de las construcciones o de la lógica-matemática) para que puedan elegir una de estas actividades.

9. Acogida de la diversidad y la organización

Acoger la diversidad significa que cada niño y niña se sentirá valorado y respetado tal como es y recibirá el tipo de atención adecuado a sus necesidades personales y familiares. Muestra la opción por unos determinados valores y potencia la confianza entre la familia y el centro educativo. La organización del centro, la distribución del tiempo, del horario ampliado, de las actividades extraescolares, si las hay, también debe ser equilibrado entre lo que las familias precisan y el centro ofrece. No es frecuente que, en centros que acogen a niños de cero a tres años, haya actividades fuera del horario escolar, pero sí lo es que haya horario ampliado, por la mañana (de 7,30 a 9 horas) y por la tarde (de 16 a 17,30 horas) normalmente. Los centros, aunque estén abiertos de 7,30 de la mañana a 17,30 de la tarde, deben de tener personal suficiente para cubrir el horario en turnos, aunque siempre hay que tener en cuenta que los niños y niñas deben permanecer, como máximo, ocho horas en el centro y si pueden estar menos horas, mejor para su vida afectiva y emocional.

10. Apoyo y extensión a la cultura de infancia

Debe existir una relación con el entorno más próximo (servicios sociales, servicios de salud, equipos de orientación familiar, servicios culturales – bibliotecas-, servicios urbanísticos –pasos cebra y semáforos- de parques y jardines – carriles bici y zonas peatonales), en la búsqueda de un tratamiento común en lo educativo. La escuela infantil y el colegio de infantil y primaria han de estar en un primer plano de interés para el barrio y el municipio y una buena escuela infantil de calidad, también se destaca por la búsqueda de una educación integral para los niños y niñas de cero a seis años, en colaboración con otros profesionales que tratan a la infancia desde perspectivas no escolares.